Premsa

'Como siempre, a la cola de España', de Benigno Camañas

11/4/2012
El Mundo, 10/4/2012

Como es costumbre, en 2012 la inversión directa del Estado en la Comunidad Valenciana seguirá por debajo del promedio nacional. No es solo que sufra uno de los mayores recortes con un 34% menos de presupuesto respecto al año anterior, es que de nueveo será un 21-30% inferior a lo que le corresponde en función de su contribución al PIB nacional o por población. Y como siempre, nuestro políticos se muestran comprensivos con sus gobiernos. El PP que fue reivindicativo con el Gobierno de Zapatero, reclamando mejor financiación autonómica e inversiones directas del Estado, ahora es tolerante con Rajoy. Olvida el trasvase, el corredor ferroviario mediterráneo, el AVE, las inversiones propuestas en carreteras... Y el PSOE sale de su letargo feliz en la etapa en que Zapatero marginó a la Comunidad Valenciana, para recuperar el vigor de las exigencias. Tal para cual. 

No se trata, como dice Fabra de esperar "sensibilidad", sino de requerir equidad. Según la Cámara de Contratistas, la Comunidad Valenciana recibió en los últimos diez años cerca de 10.000 millones de euros menos que el promedio nacional en inversión directa. Si sumamos el déficit en la financiación autonómica, que según la comisión de expertos independientes estaría en cifras similares, suman algo más de 20.000 millones de euros, que equivale a la deuda de la Generalitat. Hablamos de solo diez años y de alcanzar el promedio nacional, no de ser unos privilegiados. De no estar eternamente a la cola de España.

Este desfase fiscal entre lo que la Comunidad Valenciana aporta y lo que recibe explica en parte que sea el territorio que más se ha empobrecido en los últimos años, y que la expectativa de los dos próximos sea peor que en el resto de España. Se da la paradoja de que sigue aportando fondos a comunidades con mayor renta per cápita, o que las regiones a las que se destina la "solidaridad" tenga mejora financiación que el solidario que la presta. Al margen de los errores de gestión de la Generalitat y los derroches, comunes a casi todas las autonomías, si hubiera justicia y no sectarismo en la acción del Gobierno, el Consell estaría en condiciones de invertir y reactivar la economía en lugar de bordear la quiebra. 

Beningo Camañas
Presidente del Consejo Editorial de El Mundo Comunidad Valenciana



Tags: finançament autonòmic.



Tags: finançament autonòmic.



subscriu-te


RSS | Facebook

cerca