Premsa

La financiación por habitante fue 194 euros menor a la media en 2009

4/2/2012
Publicat en El País, 4/2/2012

La financiación por habitante en la Comunidad Valenciana es 194,59 euros inferior a la media estatal, según los últimos datos publicados correspondientes al ejercicio de 2009.

La Fundació Nexe, un think tank valencianista, ha publicado el documento titulado El finançament dels valencians. Una insuficiència històrica, de Rafael Beneyto, analista financiero y experto en modelos de financiación.

El estudio pone de manifiesto que, en el primer año de entrada en vigor del actual modelo de financiación autonómica (2009), los recursos adicionales aportados por el Estado y los ajustes realizados a través de fondos de convergencia, aunque sirvieron para acortar las desigualdades respecto a la media de financiación de las autonomías del régimen común, se tradujeron en 991 millones de euros menos para la Generalitat.

Beneyto sostiene que la crisis económica, el despilfarro de recursos públicos y la corrupción no deberían ocultar que la Generalitat ha padecido desde su puesta en funcionamiento, hace 30 años, una insuficiencia financiera histórica.

“Cada vez somos más pobres y transferimos más recursos a otras comunidades autónomas más ricas”, sostiene el autor del informe para la Fundació Nexe.

Beneyto desvela que, además de los problemas del sistema, la reducción de los ingresos tributarios a partir de 2008 hizo que este año —el último en el que se aplicó el modelo anterior introducido con el Gobierno de José María Aznar— los recursos totales fuesen superiores a los de 2009, primer año en vigor del actual sistema.

En su libro, Rafael Beneyto, que integró el comité de expertos convocado por la Generalitat para que formulara propuestas que ayudasen a fijar la posición valenciana en la negociación de un nuevo sistema, desvela que los sabios fueron convocados “cuando ya estaba fijado el acuerdo de la reforma en el Consejo de Política Económica Fiscal y Financiera (CPEFF)”.

La misión del comité de expertos se limitó “a identificar posibles interpretaciones del acuerdo que mejorasen la financiación del País Valenciano”, explica Beneyto.

Para el autor, la salida satisfactoria para la Comunidad Valenciana en materia de financiación hubiese estado en la última reforma del Estatut d’Autonomia, aprobada por las Cortes en 2011, que debería haber tomado como referencia la disposición adicional segunda del nuevo Estatuto de Andalucía que reivindica la deuda histórica.

“Los valencianos continuamos donde estábamos, a pesar de todas las reformas del sistema de financiación autonómica, sufrimos la asfixia financiera de no disponer de recursos suficientes para los servicios básicos del Estado del bienestar”, asegura Beneyto.

 

Las consecuencias de dos sistemas

El resultado del ‘modelo Zaplana’. Con el sistema de financiación aprobado en 2001 por el Gobierno de José María Aznar, inspirado en lo que se dio en llamar modelo Zaplana, la Comunidad Valenciana fue alejándose de la media de las autonomías de régimen común. Así, de una financiación por habitante que se situó en el 90,47% de la media en 2002 se terminó en el 85,37% de la media en 2008, el último año de aplicación del citado modelo.

Los primeros resultados del modelo actual. Los primeros datos fiables del sistema impulsado por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero son los del ejercicio de 2009. Según Rafael Beneyto, las diferencias máximas entre autonomías del régimen común pueden alcanzar hasta 32 puntos, solo dos puntos menos que con el sistema anterior. La Comunidad Valenciana recibió en 2009, comparando competencias homogéneas, 212,43 euros menos que la media. Cantidad que se redujo a 194,59 euros con otros fondos adicionales.



Tags: finançament autonòmic.



Tags: finançament autonòmic.



subscriu-te


RSS | Facebook

cerca