Premsa

Indígenes molls i vençuts, article de Jesús Civera

17/11/2011
Publicat en Levante, 17/11/2011

Cómo tocar el violín. En lo único que se pusieron de acuerdo Zapatero y Rajoy en la legislatura que acaba –constituciones al margen– fue en suprimir las cajas valencianas de la faz de la tierra. El mapa que dibujaron resultó hostil para esta autonomía. Pero, claro, no podían tocar el País Vasco. Ni por supuesto Cataluña. Tampoco Galicia. ¿Qué tal, pues, la periferia valenciana? Indígenas muelles y vencidos. Camps, por los tribunales. Alarte, sin voz. Los empresarios, dimitidos. ¿Qué tal Valencia? Rato ya divisaba el mundo desde la cúspide de Caja Madrid. El resultado está a la vista. La CAM, volatilizada. Bancaja, sin habla. Y el Banco de Valencia, arrastrado al altar del sacrificio azteca. Al final, en la geometría financiera española, los valencianos hemos tocado el violín. El violín y el tambor. Mientras ilustres empresarios de aquí preparan informes acusatorios para que el lodo flote sobre dignos cuerpos de industriales y egregias cabezas de banqueros aborígenes, Rato se sienta con Fainé ante una copa de cava contemplando la carnicería valenciana como un esteticismo más. «El peso de Bancaja se va a mantener», dijo ayer el presidente Fabra. O Fabra pone orden en la gallera económica autóctona o los titulares del dinero acabarán retándose por la calle con pistolas de oro. Calma.



Tags: política valenciana.



Tags: política valenciana.



subscriu-te


RSS | Facebook

cerca