Premsa

'La labor de Fabra', de José Antich

29/7/2011
Publicat en La Vanguardia, 29/7/2011

Con la toma de posesión ayer de Alberto Fabra como nuevo presidente de la Comunidad Valenciana en sustitución de Francisco Camps, se cierra una etapa de profundo descrédito de la institución autonómica fruto del denominado caso de los trajes y que. en última instancia, ha acabado desencadenando la dimisión del ex presidente y la pérdida de confianza de la cúpula del Partido Popular en su líder hasta hace muy pocas fechas. El relevo al frente de la Generalitat debería relajar la crispación existente en Valencia, devolver el impulso a un gobierno que veía fantasmas por todas partes y, sobre todo, reforzar la relación con sus vecinos. Desde este punto de vista, Fabra –en su condición durante estos años de alcalde de Castellón– ha sabido trabar relaciones importantes con Catalunya y alejarse del discurso más rancio de su antecesor, muy centrado en hacer de la lengua un motivo de discusión. Los nuevos tiempos deben servir para tejer complicidades y apostar por iniciativas empresariales de envergadura que son comunes a Catalunya y Valencia, como son el corredor mediterráneo y la complementariedad entre los puertos de ambas capitales. Los primeros pasos de Fabra al señalar que su principal objetivo va a ser que se vuelva a hablar en positivo de su comunidad son un buen punto de partida. Pero eso sólo no será suficiente. Fabra ha sido un candidato dirigido desde la calle Génova y ahora deberá reagrupar las diferentes tendencias del partido a las que sólo la autoridad de Camps ha podido rebajar sus ansias por tener un perfil menos monolítico. El nuevo presidente deberá aportar dosis de transparencia en la maraña de sociedades del llamado caso Gürtel y que han tenido una relación privilegiada con la Generalitat valenciana.



Tags: política valenciana.



Tags: política valenciana.



subscriu-te


RSS | Facebook

cerca